Globered
Consigue tu propia página web
0 0 0

¿SE PIERDE O NO SE PIERDE LA SALVACION?

Por: OliverZum | Creado: 03/07/2010 04:57 |

¿SE PIERDE O NO SE PIERDE LA SALVACION?

Algunos Teólogos y famosos predicadores actuales dicen que la salvación no se pierde, pero de acuerdo a la palabra de Dios, el hecho del arrepentimiento de pecados y la  recepción de Cristo como Señor y salvador solo es el inicio de una carrera cristiana y no garantiza que la persona ya sea salva. Veamos los siguientes Versículos bíblicos para determinar el tema en cuestión:

     1Corintios 15:1 al 2. Os recuerdo, hermanos, el Evangelio que os prediqué, que habéis recibido y en el cual permanecéis firmes, por el cual también sois salvados, si lo guardáis tal como os lo prediqué... Si no, ¡habríais creído en vano! Claramente podemos entender en este versículo que si no se guarda el evangelio tal como esta en la palabra de Dios, los hombres pueden perder su salvación. La palabra guardar significa que no solo se debe oír el evangelio, sino también hay que cumplirlo o ponerlo por obra o hechos en la vida real del cristiano. En otras palabras la salvación si se pierde si no ponemos en práctica los mandamientos de Dios a través de Cristo, los cuales fueron dejados por el Hijo de Dios en el Nuevo Testamento.

 

1Timoteo 4:16 dice: Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; sé diligente en esto, porque si así lo hicieres, a ti mismo te salvarás y a los que te oyen. (Versión SSE).   Claramente entendemos en este pasaje que al Apóstol Pablo le  recomienda a Timoteo que se cuide de su conducta y de la doctrina que enseña, de lo contrario perderá su salvación, que incluye la salvación de los que le oyen. En otras palabras los Ministros que no predican la sana doctrina cristiana no se salvarán y tampoco sus seguidores que los escuchan. Cuidado hermano seleccione bien la congregación a la que asiste.

 

     Efesios 1:13 y 14. También en Cristo, vosotros, que escuchasteis la palabra de la verdad, la buena nueva de la salvación, y que habéis creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo prometido.  Este sello es la garantía de la herencia que hemos de recibir, por la cual alabamos a nuestro Dios glorioso.

Al creer en el Evangelio de Cristo, somos sellados con el Espíritu Santo, lo que es garantía de Salvación. Si el Espíritu Santo ya no esta en nosotros debido a la constante desobediencia al Evangelio de Cristo, entonces no lograremos nuestra salvación.

 

    Filipenses 1:27 y 28. De todos modos os exhorto a que viváis como es propio del evangelio de Cristo, para que, tanto si voy a veros otra vez como si no, siempre oiga decir que permanecéis firmes, participando de un mismo espíritu, unidos en la misma lucha en pro de la fe del evangelio y sin ningún temor de lo que vuestros enemigos pretendan haceros. Esto será para ellos una señal de su perdición, en tanto que para vosotros lo será que Dios os ha llamado a ser salvos.

Para no perder la salvación debemos permanecer firmes en la fe del evangelio de Cristo, lo que es señal de que Dios nos ha llamado a ser salvos. Perseverar en el Evangelio de Cristo no es solo asistir a la iglesia, sino también luchar por expandir las buenas noticias de salvación a otros y velar por que se mantenga la sana doctrina dentro de las iglesias.

 

Filipenses 2.12. Dice: Así pues, queridos míos, de la misma manera que habéis obedecido siempre, no sólo cuando estaba presente sino mucho más ahora que estoy ausente, trabajad con temor y temblor por vuestra salvación, (Versión Jerusalén). Es obvio que si debemos trabajar con temor y temblor por nuestra salvación, entonces no la tenemos asegurada solo con el hecho de recibir a Cristo como Señor y Salvador. Debemos de trabajar en la obra de evangelización como mandato de Cristo. La Fe y las Obras deben de ir paralelamente para agradar a Dios. No podemos demostrar nuestra Fe en Cristo sin Obras mandadas por él y las Obras sin Fe en Cristo tampoco valen nada.  

 

2Timoteo 3:15 Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús. Este versículo nos enseña que existen dos opciones que debemos cumplir para ser salvos: 1. La Fe en Cristo Jesús para agradar a Dios Padre y 2. La sabiduría dada por las Sagradas Escrituras a sus lectores. Por consiguiente, exhortamos a todos los hermanos que quieran ser salvos a leer y escudriñar las Santas Escrituras y no solo quedarse con lo que los Ministros predican. En la actualidad abundan los falsos Ministros porque ya se inició la apostasía en la Iglesia Cristiana, la cual fue profetizada por los Apóstoles de Cristo.

 

Hebreos 5:7 – 10. En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión. Aunque era Hijo, mediante el sufrimiento aprendió a obedecer; y consumada su perfección, llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen, y Dios lo nombró sumo sacerdote según el orden de Melquisedec. (Versión BAD). Este pasaje bíblico nos enseña que a través de su obediencia a Dios Padre, Cristo llegó a ser el autor de la salvación eterna para todos los que le obedecen. Así que la salvación esta ligada fuertemente con la obediencia a Dios a través del Evangelio de Cristo.

 

Hebreos 9:28.Dice: También Cristo fue ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, ya no para cargar con pecado alguno, sino para traer salvación a quienes lo esperan. Este versículo de salvación  esta ligado estrechamente no solo con los que reciben a Cristo por primera vez como su Señor y Salvador, sino también con los seguidores de Cristo que lo  esperan en su segunda venida con poder y gloria. 

 

 

1Pedro 2:2 desead con ansias la leche pura de la palabra, como niños recién nacidos. Así, por medio de ella, creceréis en vuestra salvación, Una de las maneras en que podemos ser salvos es amando y deseando la Palabra de Dios pura y sin alteraciones. Debemos sentir la necesidad de la verdadera Palabra de Dios como sentimos la necesidad de comer o tomar alimentos sanos.

 

(1Pedro 3:18-21).Ya sabéis que también Cristo padeció una sola vez a causa de los pecados, el justo por los injustos, para llevaros a la reconciliación con Dios. Ciertamente murió en el cuerpo, pero lo resucitó el Espíritu Santo, en el cual fue y predicó a los espíritus encarcelados, aquellos que en los días de Noé se rebelaron contra Dios, quien pacientemente los había esperado mientras Noé construía el arca, en la cual sólo se salvaron las ocho personas que navegaban dentro de ella, en medio del diluvio. Esto viene a ser una figura del bautismo, que no consiste en quitar la suciedad del cuerpo, sino en la súplica a Dios de una buena conciencia. Además es signo de la salvación que se alcanza por la resurrección de Jesucristo, (Versión CTS-IBS). El cristiano verdadero debe ser bautizado en agua como signo de la salvación que se alcanza por la resurrección de Jesucristo, por el genuino arrepentimiento de nuestros pecados y por la suplica a Dios de una buena conciencia.

 

 

Revelación 7:10 Gritaban a gran voz: « ¡La salvación viene de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!». Este versículo confirma que la salvación solo viene de Dios Padre y de Jesucristo que es el Cordero de Dios. El Cordero de Dios entregó su vida de justo por nosotros los injustos y para reconciliar a la humanidad con Dios.

 

Revelación 12:10. Luego oí en el cielo un gran clamor: «Han llegado ya la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios; ha llegado ya la autoridad de su Cristo. Porqué ha sido expulsado él acusador de nuestros hermanos, él que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios. Esta profecía se cumplirá con la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo, quien vendrá con poder y gloria como Rey de Reyes y Señor de Señores en el Reino de Dios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


0 0 0

CONOZCA LOS FRUTOS DE LAS FALSAS IGLESIAS

Por: OliverZum | Creado: 03/07/2010 04:54 | | #Cont:1

 

ALGUNOS FRUTOS DE LAS IGLESIAS FALSAS O APOSTATAS.

“POR SUS FRUTOS LOS CONOCEREIS”

Cuidaos de los falsos profetas. Vienen a vosotros disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos feroces.

Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los cardos? Mateo 7:15 a 16.

 

Este es el caso de la mayoría de los religiosos como los Castellanos o Pentecostales con el agravante de que sus visiones y revelaciones son numerosísimas. Como no hay forma en que su movimiento tenga fuerza siguiendo la interpretación tradicional de la Biblia; sus doctrinas clásicas, su himnología, liturgia tradicional, y sistemas organizativos y administrativos, les ha sido imprescindible recurrir a las supuestas practicas como: 1) Visiones, 2) Revelaciones, 3) Conversaciones con Dios el Padre, 4) Con el Espíritu Santo, 5) Con nuestro Señor Jesucristo, 6) Sueños, 7) Experiencias extracorpóreas, 8) Apariciones de ángeles, 9) Profecías de personas que se han auto- constituido profetas y profetizas, 10) Conjeturas, 11) Atropellos despiadados a la Biblia, 12) Tergiversación de los hechos, 13) Testimonios de supuestas experiencias, 14) Milagrería, y 15) Grandes mentiras (como la predicación del Antiguo Pacto como si estuviera vigente). 16) Los dirigentes no tienen discernimiento de los chismes y reciben todas las murmuraciones como verdaderas, cometiendo muchas injusticias dentro de las iglesias. 17) Crecimiento de la cizaña dentro de la iglesia, como consecuencia de que los líderes no disciernen lo que es verdad y lo que es mentira. Todo lo anterior niega al evangelio de Cristo debido a que en esta etapa los cristianos debemos de vivir en fe y vivir en  fe a Cristo es: No mirando nosotros las cosas que se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. 2Coritntios 4:18. En otras palabras, no podemos vivir en fe y confianza en Cristo si para ello tenemos que ver hechos, milagros, visiones, Etc. Etc.

 

Las mega iglesias son las que mayormente tienden a dar esos malos frutos, la iglesia de Joel Osteen, pastor de la mega iglesia de Houston, Texas, que heredó de su padre (porque ahora las iglesias son propiedad de los pastores y cuando ellos se retiran instalan a sus hijos aunque no valgan un sorbete o no tengan ninguna experiencia en la doctrina), prometió solemnemente a su congregación que “nunca en la vida usará en sus mensajes la palabra ‘pecado’.”

De esta manera, todo él que asista a su iglesia se sentirá bien cómodo en los aglutinamientos de anatomías que ahora se denominan “iglesia”. La comodidad incluye: Butacas de avión, chistes y risas a granel, complacencia en música y presentación de cantantes de fama, etc. Las evidencias de que la iglesia cruza por un momento de clara apostasía son muchas mas, entre ellas las siguientes:

La vida frívola o doble vida de los cristianos. (Hipocresía)
La insensibilidad hacia la santidad de Dios. (Predican que la salvación no se pierde).
La naturalidad con que se practica el pecado. (Falta de conocimiento de la Biblia).
La introducción en la iglesia de cuanto estilo de adoración extravagante y ridículo que van surgiendo. (Música reggaetón, rap, rock, ranchera y otras). Toda la alabanza y adoración a Dios debe ser para complacerlo a él y no para complacernos nosotros mismos.

 

El desprecio declarado hacia la Sana doctrina. (La Biblia profetiza que para estos días los falsos cristianos no soportaran la Sana Doctrina)

 

 

Desprecio a la instrucción. De ahí, la eliminación de la Escuela Dominical. O el despido de los verdaderos siervos de Dios que enseñan la sana doctrina a los niños.

 

La marcada indiferencia hacia la Palabra de Dios. (Falsos Cristianos que no les gusta leer y escudriñar la palabra de Dios y son solamente oidores).

 

 

El materialismo de las iglesias, ministros y miembros. (Les conceden los mejores privilegios iglesieros solo a los que dan el Diezmo o buena ofrenda).

 

Las competencias para ver quién tiene la iglesia más grande. (No les interesa la salvación de las almas, sino más bien les interesa que haya gran cantidad de ofrendantes).

 

El número alarmante de ministros abusadores de niños, que caen en adulterio, que se divorcian, y que siguen inamovibles en sus púlpitos. (No hay disciplina dentro de la iglesia).

 

El concepto tan bajo que el mundo secular tiene de las iglesias, de los ministros y de los cristianos. (Esto es causado por los malos testimonios que hacen los falsos cristianos del cristianismo).

 

Los estilos de adoración sensuales de parte de músicos, vocalistas y cantantes nómadas.

 

El protagonismo y señorío que muchos pastores tienen sobre las iglesias. Se creen capataces o dueños de las ovejas. (Estos son los llamados Nicolaítas que aborrece Cristo en el Apocalipsis).

 

El nepotismo que hace de las iglesias una empresa familiar. (Prefieren poner a una mujer de la familia como pastora, antes de nombrar a algún prominente cristiano).

 

La facilidad con que las personas se hacen cristianas, se bautizan y se hacen miembros de las iglesias, pero no tienen temor a Dios. Solo les interesa la prosperidad material y no quieren saber nada del crecimiento espiritual.

 

La sustitución de la Biblia por la Psicología, (Que incluye charlas de motivación, charlas de éxito empresarial, charlas sobre la prosperidad económica y sobre los caracteres personales, etc, etc..)

 

La politiquería para alcanzar el poder mundano, el caciquismo pueblerino, el apadrinamiento o covertura, y la burocracia que distinguen a tantas personas que ostentan cargos eclesiásticos.

 

El ecumenismo, que consiste en poner reglas humanas comunes dentro de las iglesias cristianas, sin tomar en cuenta lo que la palabra de Dios dice.

 

 

Quien tenga verdaderamente sensibilidad y discernimiento del Espíritu Santo sabe perfectamente bien que esta es la realidad de la iglesia contemporánea.

 

Lo que nos corresponde hacer para alcanzar la salvación de nuestras almas es todo lo contrario a lo descrito anteriormente y principalmente lo que dice la Biblia en el Nuevo Testamento:

 

·     Humillarnos
Arrepentirnos de todo corazón
Regresar a la Biblia
Abandonar todos los mandatos y costumbres de hombres

 

·     No realizar nada que no se encuentra en el Nuevo Testamento de la Biblia.

 

·     Procurar ser como la iglesia primitiva del libro de Los Hechos.